Hernández, entre los más veloces en el Este de la Liga Americana

SANTO DOMINGO- En la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Yankees en el 2004, los Medias Rojas demostraron la importancia de la velocidad. Con Boston a un revés de ser barridos en el Juego 4, fue la velocidad lo que los mantuvo con vida.

Los Yankees estaban arriba 4-3 en la parte baja de la novena, con el cerrador panameño Mariano Rivera en la loma. Kevin Millar comenzó la tanda con un boleto e inmediatamente fue sustituido por el corredor emergente Dave Roberts. El actual manager de los Dodgers se robó la intermedia y luego anotó con un sencillo de Bill Mueller para empatar el juego 4-4. Los Medias Rojas ganaron el juego 6-4 en 12 innings, gracias a un cuadrangular del dominicano David Ortiz.

Los Medias Rojas ganaron los próximos tres compromisos ante los Yankees, antes de conquistar la Serie Mundial ante los Cardenales.

Lo hecho por Roberts no sorprendió a nadie, pues se había estafado 38 bases en 41 intentos ese año, entre los Dodgers y Medias Rojas.

Le pedimos a los reporteros del Este de la Liga Americana que seleccionaran al jugador de mayor velocidad en cada uno de los cinco equipos.

Azulejos: Teóscar Hernández

Probablemente no se refleje en su total de bases robadas, pero el dominicano tiene la ventaja en cuanto a velocidad entre sus compañeros de los Azulejos se refiere. Su velocidad en sprint de 29.1 pies por segundo, según Statcast, supera por poco a Derek Fisher y a Anthony Alford, que estarán compitiendo por puestos de jardineros suplentes por debajo de Hernández.

Esa velocidad en sprint situó al quisqueyano en el 51er puesto de las Mayores el año pasado. Su capacidad atlética se pierde de vista, siendo una de las razones por las cuales Toronto confía en que puede desarrollar más poder al bate. Cualquier error que haya tenido a la defensa en el pasado, ha sido a causa de las malas decisiones y no de su velocidad, dado el alcance que tiene en las praderas. – Keegan Matheson

Orioles: Richie Martin

El 8 de abril del año pasado ante los Atléticos, Richie Martin y Cedric Mullins se combinaron para dar tres triples, significando el primer juego de los Orioles con tres batazos de tres bases en 26 años. Fue una exhibición de los velocistas de Baltimore, que se ubican primero y segundo en el equipo en velocidad en sprint y en bolts, según Statcast. Ambos promediaron más de 29 pies por segundo el año pasado, muy por encima del promedio de las Mayores de 27.

Entre los dos, Martin tuvo más oportunidades de demostrar su velocidad. Jugó toda la temporada luego de ser elegido en el Draft de la Regla 5. El campocorto lideró a Baltimore en promedio de velocidad en sprint con 29.5 pies por segundo. Además, se robó 10 bases en 11 intentos como novato. – Joe Trezza

Rays: Kevin Kiermaier

Kevin Kiermaier tiene argumentos para decir que es el mejor defensor de la pradera central de las Mayores, y la velocidad es una de las razones. El año pasado, Kiermaier terminó en el 97mo percentil en velocidad en sprint, cubriendo 29.4 pies por segundo, según Statcast. La combinación de la velocidad e instintos en los jardines lo ha hecho merecedor de tres Guantes de Oro.

La velocidad no necesariamente se refleja en las bases robadas. Kiermaier se estafó 21 en el 2016, tope en su carrera, pero no ha podido superar la marca de 20 desde entonces. – Juan Toribio

Medias Rojas: Xander Bogaerts

Debido a que Xander Bogaerts se ha posicionado en el medio del orden al bate, probablemente no veamos al campocorto robarse más de 10 bases otra vez, como sí lo hizo en tres campañas seguidas (2015-2017). Eso no influye en que el arubeño tenga la velocidad más pura en los Medias Rojas. De hecho, incluso cuando Mookie Betts seguía en el equipo el año pasado, Bogaerts lo superó con el mejor promedio de velocidad en sprint con 28 pies por segundo, según Statcast. Betts tuvo 27.9. Bogaerts también fue más rápido que Betts al cronometrar 4.25 segundos del plato a la primera base, mientras que Betts tuvo 4.26.

Otros tres miembros de los Patirrojos tienen la velocidad para competirle a Bogaerts: Jackie Bradley Jr., Andrew Benintendi y el recién adquirido, Alex Verdugo. – Ian Browne

Yankees: Tyler Wade

Antes de la temporada del 2017, los Yankees le plantearon la idea a Tyler Wade de incrementar su versatilidad para convertirlo en una especial de “super utility”, similar a Ben Zobrist o Brock Holt. La velocidad de Wade pudiera serle útil a una alineación que cuenta con tantos cañoneros.

Según Statcast, Wade tuvo una velocidad en sprint de 29.1 pies por segundo el año pasado. Eso lo ubicó junto a un 7% de jugadores de las Mayores (apenas por encima de su compañero de equipo Brett Gardner, quien registró 28.9 pies por segundo). Wade consiguió el éxito en sus primeros siete intentos de robo el año pasado, y tuvo de 28-13 (72.2%) en Triple-A Scranton/Wilkes-Barre. – Bryan Hoch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *