Si Real Madrid y Barcelona protestan ¿de qué pueden quejarse los otros 18 equipos de LaLiga?

SANTO DOMINGO- «Real Madrid y Barça se quejan», «Madrid y Barça se hartan», «Madrid y Barça explotan» . Son los titulares que estamos leyendo los aficionados en las últimas horas, donde varios medios de comunicación nos informan sobre el presunto malestar de ambas instituciones por los arbitrajes, el VAR, los horarios o las horas de descanso. Una actitud sorprendente, ya que unos y otros gozan de una serie de privilegios que no disfrutan el resto de competidores. Por eso en Goal hacemos una pregunta en voz alta: Si Madrid y Barça protestan y se sienten muy perjudicados ¿de qué pueden quejarse los otros 18 equipos de LaLiga?

Se habla poco de esto pero ¿cómo es posible que en un mismo campeonato jueguen SAD y clubes? ¿cómo es posible que todos no tengan un mismo régimen? La abrumadora mayoría de equipos de LaLiga tienen un modelo de SAD (Sociedad Anónima Deportiva), pero el Real Madrid y el FC Barcelona mantienen su estructura como clubes (como Osasuna y Athletic Club).

En los años 90 entró en vigor la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas… pero se permitió que los clubes que hubieran presentado saldo patrimonial positivo desde la temporada 1985/86 no se convirtieran en SAD. Es decir, que el gobierno cedió a las presiones de los dos grandes, para conservar un régimen diferente a otros equipos. No hicieron nada fuera de la ley, pero ambos se favorecieron de no pasar por la caja del impuesto de sociedades que otros clubes han tenido que pagar religiosamente.

El presupuesto del Real Madrid para la temporada 2019-2020, según se ha publicado en varios medios, se cifra en unos ingresos de 822,1 millones de euros, mientras que el del FC Barcelona superaría los 1.000 millones de euros. Presupuestos mastodónticos, que doblan el del Atlético de Madrid, el tercero en discordia, e incluso están entre los 600 y 700 millones de diferencia con el presupuesto del Sevilla FC.

¿Cómo no van a ganar siempre Real Madrid y Barça con esa brutal diferencia económica con el resto? Por supuesto, en el fútbol profesional, no todo es dinero…pero competirles o ganarles un campeonato con esas diferencias es un auténtico milagro. Algo que logró en su día el Atlético de Madrid, con algo más de 100 millones de euros presupuesto.

Desde que Del Nido tuvo los santos bemoles de decir aquello de «Liga de mierda» y poner el grito en el cielo, el asunto mejoró. Javier Tebas se pudo «duro» y consiguó que LaLiga trabajase para limar diferencias y que el abusivo reparto de los derechos de TV pasase de una diferencia de 12 a 1, a ser ahora mismo de 3 a 1. No se ha andado todo el camino, pero algo es algo.

Real Madrid y Barça son, de lejos, los que más audiencia generan, de acuerdo, pero segúh los datos de la temporada 2018-19, ambos están por encima de los 150 millones de euros al año, mientras que hay clubes que apenas rozan los 50 «kilos». Y mientras existan estas enormes diferencias, ambos jugarán con cartas marcadas respecto al resto.

Alguien podrá decir que no da la misma audiencia ver al Real Madrid que al Leganés, pero resulta que en la Premier League tampoco es lo mismo ver al Liverpool que al Burnley, y sin embargo las distancias entre los clubes de esa liga son mucho menores que en la española. El sistema de reparto, aunque ha mejorado un mundo, aún debe seguir mejorando .

Gracias a la buena gestión de control económico de LaLiga, los clubes ahora regulan mejor sus gastos gracias al ‘tope salarial’. Sin embargo, existe una realidad; mientras que 18 clubes del campeonato, de manera conjunta, tienen un tope salarial de 1.667 millones, Real Madrid y Barcelona, sumados sus topes salariales para conformar sus plantillas, alcanzan la asombrosa cifra de 1.295 millones de euros entre los dos. Bestial. Cabe hacerse una pregunta sencilla: ¿No sería una LaLiga mucho más justa y competitiva si todos los equipos tuvieran el mismo tope salarial como en las ligas profesionales norteamericanas? No se escuchan voces discrepantes ni debates mediáticos sobre esto.

Suele ser frecuente que Real Madrid y Barça, embutidos en su constante guerra mediática, crucen reproches y quejas sobre quién tiene más horas de descanso y quién sale más beneficiado por el calendario. A bote pronto, los equipos que menos descanso tendrán en estas cuatro primeras jornadas del reinicio de Liga serán Athletic, Atlético de Madrid, Villarreal y Leganés, con 4 partidos en apenas 10 días. Eso, por no mencionar una constante que se repite con el paso de los años, que tanto Real Madrid como Barcelona han sido casi siempre beneficiados por un calendario a la carta, donde han podido elegir fechas o hasta en algunos casos, horarios de partidos.