¿Tirar un no-hitter y dar dos HR? Alguien lo hizo

SANTO DOMINGO- Ha habido más de 300 juegos sin hit ni carrera en la historia de Grandes Ligas, mientras que 56 lanzadores han conectado más de un jonrón en un partido de las Mayores. Pero un solo jugador ha logrado ambas hazañas en el mismo compromiso.

Dicha actuación se produjo el 23 de junio de 1971 – hace 49 años – cuando Rick Wise de los Filis lanzó un no-hitter contra los Rojos y produjo tres de las cuatro carreras de Filadelfia con sus dos bambinazos.

Aunque Wise estuvo cerca del promedio de la liga durante su estancia en las Mayores (tuvo EFE+ de por vida de 101), su carrera de 18 años fue algo fuera de lo común.

Tomemos en cuenta los siguientes datos:

Fue cambiado por un futuro Salón de la Fama que ingresó en su primer año en la boleta – en dos ocasiones.

En febrero de 1972, Filadelfia envió a Wise a los Cardenales a cambio del zurdo Steve Carlton, quien en ese momento tenía 27 años. Wise se hizo sentir de inmediato en San Luis al terminar en el segundo lugar en el club con WAR de 5.3, según Baseball-Reference. Pero su actuación no tuvo comparación con el debut de Carlton en Filadelfia.

El zurdo tuvo marca de 27-10 con promedio de carreras limpias de 1.97 (EFE+ de 182) y 310 ponches en 346.1 innings de labor para adjudicarse la Triple Corona de pitcheo y capturar el Premio Cy Young de la Liga Nacional de manera unánime. El bWar de 12.5 de Carlton está empatado en el octavo lugar entre todos los jugadores de la Era Moderna para una temporada. Carlton ganó otros tres Premios Cy Young con los Filis y terminó su carrera con 329 victorias y 4,136 ponches. En 1980, Carlton ayudó a Filadelfia a ganar el primer título de Serie Mundial en la historia de la franquicia y en 1994 fue inmortalizado en el Salón de la Fama en su primer intento.

De su parte, Wise disputó apenas dos campañas con los Cardenales y fue cambiado nuevamente, a los Medias Rojas, después de la temporada de 1973. En marzo de 1978, Wise fue canjeado otra vez, en esta ocasión a los Indios, junto con otros tres jugadores. A cambio, Boston recibió a Dennis Eckersley y a Fred Kendall.

En ese momento, Eckersley era un abridor de 23 años y venía de ser convocado al Juego de Estrellas por primera vez. El diestro eventualmente se convirtió en cerrador y fue exaltado al Salón en el 2004, su primer año en la boleta.

Una vez retiró a 32 bateadores consecutivos en un juego — y definió el partido con un sencillo de oro.

Casi tres meses después de su juego sin hit ni carrera en 1971, Wise se enfrentó a los Cachorros en el Veterans Stadium y permitió tres carreras y cuatro hits para empezar el partido. Pero posteriormente, retiró a 32 bateadores consecutivos, el equivalente de un juego perfecto y cinco outs adicionales.

El único lanzador con una racha más larga de bateadores retirados en un juego es Harvey Haddix. Como integrante de los Piratas, Haddix famosamente sacó a los primeros 36 bateadores que enfrentó el 26 de mayo de 1959, antes de perder el juego perfecto y el partido en la parte baja del 13er inning.

Wise se encargó de que los Filis no tuvieran el mismo final, ya que conectó un sencillo de oro luego de que los Cachorros otorgaran dos boletos intencionales para llenar las bases.

Es el último lanzador que se ha volado la cerca durante su propio no-hitter.

Wes Ferrell, Jim Tobin y Earl Wilson fueron los primeros tres que lanzaron un no-hitter y batearon de cuadrangular en el mismo partido. Wise los superó el 23 de junio de 1971 y nadie ha repetido la hazaña.

Es el último lanzador más de un juego de múltiples jonrones en una temporada.

La temporada de 1971 fue la mejor de Wise al bate, ya que fijó marcas personales en hits (23), jonrones (seis) y remolcadas (15).

El 28 de agosto de 1971, Wise conectó dos vuelacercas en un juego por segunda vez, convirtiéndole en el último lanzador con más de un partido con múltiples bambinazos en una campaña y el 11ro con dos juegos semejantes en su carrera.

Fue el lanzador ganador en el Juego 6 de la Serie Mundial de 1975

El Juego 6 de la Serie Mundial de 1975 entre los Medias Rojas y los Rojos es recordado por el jonrón en entradas extras del receptor de Boston, Carlton Fisk, por encima del Monstruo Verde – uno de los batazos más icónicos en la historia de Grandes Ligas. El lanzador que se adjudicó la victoria por Boston gracias a Fisk fue Wise.

En la tercera y última salida de su carrera en la postemporada, Wise salió del bullpen en la parte baja del 12do inning y dejó que dos hombres se embasaran antes de ponchar al dominicano Cesarín Gerónimo para salir de apuros. En la parte baja de la entrada, Fisk conectó su legendario cuadrangular.

Wise lanzó siete temporadas más. Su última presentación fue en 1982, cuando tenía 36 años. Aunque no puso argumentos para el Salón de la Fama, tuvo una carrera memorable y su juego sin hit ni carrera y dos jonrones quizás sea la mejor actuación de pitcheo y bateo de todos los tiempos.