Esta temporada dará otra dimensión a las estadísticas

SANTO DOMINGO- Así como alguien puede sacar provecho de un calendario de 60 juegos y batear para .400 esta campaña, más de un jugador acabará con espantosas estadísticas.

Después de todo, es mucho más complicado para un bateador reponerse tras irse en blanco en 15 turnos o cuando un pitcher es castigado con cinco carreras en un inning al tener sólo dos meses en lugar de los habituales seis.

Y eso podría ser un problema en 2020, en especial para aquellos que pueden convertirse en agentes libres al finalizar la campaña.

«Definitivamente es algo en lo que se piensa. Va a afectar a algunos. En una temporada regular, 162 juegos, uno va a tener buenas rachas y va a tener rachas terribles y, al final, todo se equilibrará», dijo el receptor Kurt Suzuki, de los Nacionales de Washington que reciben a los Yanquis de Nueva York el jueves en el partido inaugural. «¿Ahora? Puedes caer en un bache por, digamos, 20 juegos, y luego solo vas a tener 40 partidos para reponerte».

Véanlo de esta forma: En una campaña normal, un jugador de posición titular tendría alrededor de 500 turnos, así que necesitaría unos 150 imparables para batear .300. Si cae en un bache de 15-0 – ahora batearía 150 de 515, es decir, un porcentaje de .291.

Una comparación ambigua: Alguien con 180 turnos en 2020 necesitaría 54 hits para batear .300. Si cae en un bache de 15-0, 54 de 195, y ahora un bateador de .300 se convierte en uno de .277.

«Vamos a ver a peloteros realmente buenos con años realmente malos. Eso va a suceder, no solo con los jugadores de posición, sino también con los pitchers», dijo el jardinero de los Cerveceros de Milwaukee Christian Yelich, el MVP de la Liga Nacional en 2018. «Ya no tienes ese largo tramo para que las cosas se emparejen, así que si tienes un mal inicio o un inicio mediocre, ya estás en problemas».

Para los lanzadores, los contrastes serían incluso más marcados.

Si un lanzador con efectividad de 3.75 en 60 innings permite cinco anotaciones en una entrada, su promedio de carreras limpias admitidas se dispara a 4.43.

El manager de los Rangers de Texas Chris Woodward habló con sus relevistas de este tema.

«Tienen una mala aparición a principios del año y creen que su temporada se acabó – y eso es con una temporada de 162 partidos. Permiten cuatro o cinco – ya saben, tres imparables flojos, un rodado débil, y ya anotaron cinco carreras. Ellos sienten que necesitan de dos meses para recuperar sus estadísticas al nivel que quieren», dijo Woodward. «En este escenario, 60 juegos, se van a sentir igual, sólo que peor».

En todas las temporadas, los jugadores hablan de no esforzarse de más para salir de un bache, porque sólo complica las cosas.

Una mala actuación cobra más peso, y la presión mental podría aumentar.