Dos dominicanos, entre cuatro latinos que estarán en el foco de atención

SANTO DOMINGO- Claro que las estadísticas de los Entrenamientos de Verano no cuentan, pero ya estamos a poco tiempo del inicio de la temporada regular. Estos partidos interescuadras y de exhibición son la última oportunidad para que los ligamayoristas estén en plena forma, y para que los cotizados prospectos demuestren que están listos para ser parte del equipo grande.

No vale la pena entusiasmarse tanto si alguien está encendido ni decepcionarse si alguien pasa por un bache. Probablemente no debemos preocuparnos porque Max Scherzer concedió jonrones ante Bryce Harper o porque el bate de Christian Yelich ha estado bien frío contra sus compañeros. ¿Pero a quién deberíamos seguir de cerca?

Aquí, algunos latinos cuyo desempeño de pretemporada vale la pena destacarse.

Luis Robert, Medias Blancas

El cubano ha cumplido con las altas expectativas. El jardinero es calificado por MLB Pipeline como el prospecto número 3 en todo el béisbol. Los Patipálidos le otorgaron a Robert un contrato de seis años y US$50 millones antes de su primer partido de Grandes Ligas. Sus compañeros no dejan de elogiarlo. El dominicano Eloy Jiménez afirma que Robert es el próximo Mike Trout. Y Robert lo ha demostrado durante la Liga del Cactus y los Entrenamientos de Verano.

Desde los cuadrangulares que pega al caerse hasta los sendos batazos que llegan a la última fila de las gradas, lo que ha demostrado Robert son motivos para entusiasmar a los aficionados del equipo del Sur de Chicago.

Vladimir Guerrero Jr., Azulejos

El quisqueyano está castigando la bola (como también lo ha hecho Bo Bichette).

Eso es lo que todos quieren ver, especialmente después de su campaña de novato, que — aunque tuvo unos momentos brillantes — no cumplió con los grandes sueños del mundo del béisbol, dado su pedigrí. Pero vale tener esto en mente: Las cosas que Vlad Jr. hizo a los 20 años fueron absolutamente impresionantes. Y está más cerca de surgir con el bate de lo que algunos piensan.

Segundo, tiene una nueva posición — en los Entrenamientos de Verano, Toronto lo ha pasado de la tercera base a la inicial y a bateador designado, lo que es el plan del equipo de ahora en adelante. Eso es importante. La defensa de Guerrero en la antesala era limitada y su cambio de posición podría dejarlo enfocarse en el motivo por el que fue señalado como el prospecto con mayores expectativas en un buen tiempo: Destrozar pelotas.

Salvador Pérez, Reales

La estrella venezolana de los Monarcas se perdió la mayoría del 2019 mientras se recuperaba de una operación Tommy John, y el regreso del receptor fue interrumpido luego de que dio positivo por COVID-19. Pero Salvy está de regreso. En su primer partido interescuadras, pegó un sencillo productor. El fin de semana pasado, sacudió un vuelacercas de tres carreras hacia las fuentes del Kauffman Stadium.

Pérez también está retirando a los corredores desde detrás del plato y parece estar en gran forma. El seis veces convocado al Juego de Estrellas y cinco veces ganador del Guante de Oro parece estar listo para el Día Inaugural. Está entusiasmado de volver a la acción y los aficionados de Kansas City sienten lo mismo.

Jeurys Familia, Mets

La escuadra de Queens tenía altas expectativas con el dominicano tras traerlo de regreso al equipo. Pero en el 2019, Familia no lució como el valioso preparador de mesa que demostró ser por los Atléticos en la recta final del 2018. Mucho menos como el dominante cerrador que ayudó a Nueva York a clasificar para la postemporada tanto en el 2015 y como el 2016. Por eso, Familia siempre fue un jugador a seguir de cara a esta campaña — especialmente después de una temporada muerta en la que trabajó con el coach de pitcheo Jeremy Hefner, quien se enfoca en la analítica y ayudó al quisqueyano a hacer un ajuste en su recta de los dedos separados para crear una mayor diferencia con el sinker.

El fin de semana pasado, Familia lanzó en el primer partido de exhibición de los Mets contra los Yankees — y su splitter fue el pitcheo del encuentro. Familia se vio imbateable. Repuntes de Familia, del puertorriqueño Edwin Díaz y de Dellin Betances (quien también llama la atención tras alcanzar las 96 millas por hora en el mismo partido) podrían ser la gran diferencia en la División Este de la Liga Nacional.